Tribu Journal - Blog

Las preguntas que debe hacerse todo profe de yoga (Parte 1)

Ser profe de yoga en el siglo XXI implica la necesidad de pensar en el mensaje que transmitís, los estudiantes con los que conectás, la cantidad de clases que podes asumir… ¿Te has hecho estas preguntas? Este artículo es para vos!

Ari Quesada

Ari Quesada

Las preguntas que debe hacerse todo profe de yoga (Parte 1)

Te dejaste llevar por el corazón, o el yoga te cambió la vida y sentiste que debías compartirlo. Tal vez estabas cansadx de tu carrera y quisiste probar un oficio con mayor conexión humana, donde ponerte al servicio de otras personas. El punto es que ahora esta es tu profesión, sólo sabes que la oferta y la demanda son enormes, los numeros aún no te cierran y tienes más preguntas que respuestas.

Hablemos honestamente: sos profe de yoga, no expertx en marketing (bueno, incluso si lo sos no está de más repasar algunas cosas). Por eso es importante abordar unos cuantos puntos sobre las responsabilidades que tu oficio implica en esta era de la digitalización.

Este es el primero de dos artículos en los que te proponemos las preguntas más importantes que debes hacerte para (re)pensar la manera en la que estás trabajando. Prepara papel y lápiz que esto más que un articulo es un pequeño taller!

1. ¿Qué deseás transmitir?

Ten claro cuál deseas que sea tu mensaje, y vívelo. No podés hablar verdaderamente si no creés en lo que transmitís a tu público. Sin embargo, ¿qué es eso que querés transmitir? Esto debe articularse a partir de tu pasión, entonces, ¿cuál es tu pasión? Además de este elemento, debés tomar en cuenta a tu público. Así, para articular tu mensaje, preguntate ¿qué tipo de información le importa más a tus estudiantes? ¿Cuál es la mejor manera de transmitirla?

2. ¿A quién querés llegar?

Todos necesitamos aprender cosas distintas en la vida. Sé leal a lo que tu corazón quiere compartir y quien resuene con eso, llegará. Recordá que esta es una de las virtudes que nos ofrecen las plataformas digitales: podemos comunicar nuestro mensaje a personas a las que antes era prácticamente imposible llegar. No todos tus estudiantes pueden ser tus estudiantes, y es normal. Tu mensaje no lo recibirá igual un joven oficinista que asiste a clases de yoga para olvidarse un rato de sus rollos de oficina que una joven embarazada que quiere estirar su cuerpo en el proceso por el que está pasando. Buscar un público específico puede ayudarte. Vos, como profe, ¿con quién has sentido que conectás más? Apuntar a un nicho específico para considerarlo como tu tipo de estudiante puede ayudarte a definirlo. Ejemplos de nichos pueden ser principiantes en la práctica, personas adultas mayores, parejas, mujeres embarazadas… Grupos de personas que comparten características, a quienes llegará tu mensaje y vibrarán con él.

3. ¿Qué quiere aprender tu estudiante ideal?

Si no tienes claro cuál es tu mensaje como maestro, contestar esta pregunta puede ayudarte a definirlo. ¿Tus estudiantes son principiantes o yoguinis avanzados? ¿Practican todos los días o apenas están descubriendo y aprendiendo a amar esta maravillosa práctica? ¿Cuáles son sus hábitos y preocupaciones? ¿Qué les desvela, qué les hace soñar? ¡En estas respuestas está la clave, el mensaje con el que resuenan! Planteemos un escenario: la preocupación de una mujer estudiante en estado de embarazo es que su bebé se encuentre seguro y saludable, al mismo tiempo que desea continuar su práctica y fluir en ella. ¿Es acaso la misma preocupación que tiene un adulto mayor que recién ha comenzado a practicar yoga? No, ¿cierto? No podés acercarte a un grupo de población con un mensaje que se encuentre muy lejano a ellos, uno con el que no se relacionen o que no sientan que les habla.

4. ¿Cuántas clases querés impartir?

¿Cómo te sentís física y mentalmente cuando por fin llega el domingo? Sé honestx sobre cuánto puedes dar físicamente, para que puedas mantener tu amor por enseñar. Recordá que tus estudiantes pueden percibir tu energía durante las clases, sin importar si se trata de prácticas presenciales o virtuales. Ofrecer una buena experiencia con la que resuenen en tus clases es difícil si vos mismx no estás bien. Por este motivo, honrá tu cuerpo y tus tiempos. Honrá tu horario y el de tus estudiantes. Como la o el profe de yoga que sos, mantente en tu línea de enseñanza y respetá tus necesidades. A veces no es tan importante la cantidad de clases que querés impartir, sino la cantidad que necesitás. Una estrategia que podés aplicar es pensar en las características de tu estudiante ideal: ¿tiene un horario, una dinámica específica?

5. ¿Cómo atraer a tus estudiantes ideales?

Usa tus valores: expresa lo que crees, haz lo que tú sientes y no lo que todos hacen. El porqué y el cómo son los factores que te hacen destacar. ¿En tu caso, cuál puede ser ese factor diferenciador y cómo podés llegar a maximizarlo? Eso solo vos podés reconocerlo. Eso sí, algo importante a tomar en cuenta en el proceso es asegurarse de que estás comunicando tu valor, el valor de tus clases y de tu forma de enseñar. Otro punto importante que debés tomar en cuenta es que, una vez que detectás lo que tu estudiante ideal quiere aprender, vas a entender algo más: el mejor canal para conectar con ellxs. No porque Instagram sea la red social del momento, significa estrictamente que es el mejor medio para conectar con tu público. Recordá que todo depende de las características de tu estudiante ideal. Solo al comprender cuál es el medio para llegar a tus estudiantes es que podrás sacar provecho de este recurso.

Finalmente, poné en perspectiva todo el escenario y observá cómo todas las preguntas planteadas están unidas. Todos los puntos abordados construyen ese proyecto que tenés entre manos: tu emprendimiento. Un proyecto valioso para vos, para tus estudiantes ¡e incluso para tus futuros estudiantes! Recordá: emprender, como lo estás haciendo, no es un destino, es un camino. Emprender debe ser divertido, (a fin de cuentas, los momentos de amargura pierden importancia cuando nuestro trabajo da frutos). Disfrutá el proceso, aprovechá para conocerte mejor, pasalo bien con tus estudiantes. Disfrutá esa conexión que solo el yoga nos permite.

Espera pronto la segunda parte de este artículo! Mientras tanto, síguenos en Pinterest

Ejemplos de apropiación cultural del Yoga y recomendaciones para evitarla.
Arundhati Baitmangalkar

Ejemplos de apropiación cultural del Yoga y recomendaciones para evitarla.

Nauli Kriya vs Gimnasia Hipopresiva: Diferencias y Beneficios
Ela Arrieta

Nauli Kriya vs Gimnasia Hipopresiva: Diferencias y Beneficios

 No estás haciendo tu práctica personal?  7 consejos para ayudarte a resolverlo.
Melisa Redondo

No estás haciendo tu práctica personal? 7 consejos para ayudarte a resolverlo.

Tribu Yoga

Escribe en
tribu journal

¿Te gustaría publicar un artículo en el blog colaborativo Tribu Journal? Escribe a (toca para copiar) y envíanos tu artículo, tu nombre y fotografía. Nos alegrará recibir tu mensaje.